Labores de mantenimiento de los aires acondicionados

Hoy os hablamos de las labores de mantenimiento del aire acondicionado. Cuando hablamos de aparatos de aire acondicionado, cualquier seguridad es poca; ya sabemos que un dispositivo en malas condiciones puede suponer ciertos riesgos, tanto para la salud de sus usuarios como para la integridad del electrodoméstico en sí.

¿Cuál es la solución? Un seguimiento adecuado realizado por el personal cualificado; al igual que con los coches, hacerle a un climatizador las revisiones y el mantenimiento pertinentes debería ser una obligación.

Como en cualquier maquinaria compleja  son muchas las labores de mantenimiento que requiere un aire acondicionado, como por ejemplo la limpieza de los filtros, donde se acumulan bacterias y hongos que pueden acabar obstruyéndolos; esto entorpecería un funcionamiento propicio del equipo y podría ser perjudicial para la salud y para el propio aparato.

Labores de mantenimiento del aire acondicionado

Asimismo, la limpieza de la unidad exterior del equipo se antoja fundamental para un correcto intercambio térmico, de manera que si no se mantiene impoluta puede llegar a causar una avería. Por último, otro de los mantenimientos periódicos a tener en cuenta en su climatizador es la limpieza de la tubería de drenaje, en la que puede almacenarse materia orgánica, provocando así malos olores.

Problemas de no mantener un aire acondicionado

Son muchos los detractores del aire acondicionado, y la mayoría de los argumentos que existen contra estos aparatos tienen el punto de mira en los problemas de salud.

Pero lo cierto es que una buena instalación, así como un mantenimiento habitual de los equipos, siempre evitarán cualquier tipo de prejuicio, no sólo en lo referente a la salubridad, sino también con respecto a la contaminación y a la economía.

Ahora bien, no cumplir correctamente estos factores sería darles la razón a todos aquellos que se declaran contrarios a estos electrodomésticos, ¿Por qué? Los motivos son sencillos: ya hemos explicado todos los cuidados que necesita un climatizador; y quien no los cumple se puede ver expuesto a afecciones de salud que nunca está de más conocer.

Algunas de estas afecciones son más leves y otras más graves; pero en cualquier caso siempre valdrá más prevenir que curar, en el más estricto de los sentidos del refrán; la mayoría de complicaciones a este respecto –aunque no todas– surgen en torno al aparato respiratorio.

Si no se utiliza de manera responsable, el uso del aire acondicionado puede provocar cambios bruscos de temperatura con sus respectivas consecuencias. La sequedad de piel y de mucosas son otro de los prejuicios que causa la utilización continuada de climatizadores; así como alergias al polvo y hongos, rinitis, faringitis, afonía, etc.

En cuanto a los ojos, la deshidratación ocasionada por los climatizadores podría suponer conjuntivitis, irritación ocular y serias dificultades para los usuarios de lentes de contacto. También existe posibilidad de transmisión de enfermedades infecciosas de las vías respiratorias a través de los conductos de los equipos de climatización.

Finalmente, se ha demostrado que en lugares de trabajo con poca ventilación y aparatos de aire acondicionado en mal estado surgen cuadros de estrés, apatía o fatiga mental entre otros.

Cuándo ha de realizarse un mantenimiento

Como decimos, usted podrá evitar todas estas dificultades si realiza una perfecta instalación de su equipo, además de efectuar un mantenimiento frecuente del mismo. Como las pautas de frecuencia de revisiones y recambios en los aires acondicionados siempre ofrecen dudas, vamos a detallarle algunos datos que siempre viene bien recordar para tenerlo todo claro.

Los parámetros en los que se puede uno basar para decidir cuándo le hace falta el mantenimiento a un dispositivo y cuándo no, son muy variados. Deberemos tener en cuenta el tiempo que el aparato está en funcionamiento y el lugar en el que está –si es un lugar con mucha o poca contaminación, etc. –; además de la potencia del mismo.

Concretamente, cuando se trata de la limpieza de los filtros, que es la práctica más recurrente en cuanto a mantener un climatizador en condiciones, se debe hacer cada dos semanas aproximadamente en épocas de máxima utilización del electrodoméstico.

Con respecto a la potencia de la unidad en cuestión, el resto de mantenimientos deberá hacerse de la siguiente manera: para instalaciones de potencia inferior a 12 kw en viviendas cada cuatro años; en otros lugares, cada dos; si la potencia va de los 12 a los 70 kw será necesario llevarlo a cabo cada dos años en viviendas y, anualmente, en otros sitios; por último, en caso de superar los 70 kw las revisiones serán mensuales.

Quim Service

Desde Quim Service le ofrecemos la posibilidad de contar con un equipo altamente cualificado, tanto para la instalación como para el mantenimiento y las revisiones de su aire acondicionado. Si usted mismo no puede hacerlo nos tiene a su disposición para prestarle nuestros servicios. Estaremos encantados de hacerlo, no solamente cuando corresponda, sino también cuando usted encuentre que su equipo ha bajado el rendimiento y requiera la opinión de un experto.

Guardar

Labores de mantenimiento de los aires acondicionados
Nos valoras?