Reducir la factura eléctrica

La factura eléctrica, ese chasco a fin de mes, ese enemigo común de la sociedad, que mantiene una guerra constante con cada usuario y que jamás falta a su cita. Nunca la vencerá, pero sí puede contrarrestarla y conseguir al menos que ella tampoco someta a su bolsillo. Si usted tiene un aparato de aire acondicionado y le da uso frecuente, seguramente tenga más motivos todavía para temer el dichoso importe; si en cambio está pensando en instalarlo, ésta será precisamente una de las cosas que más le preocupen.

Reducir la factura eléctrica

Pero tranquilo, la realidad es que el aire acondicionado siempre va a suponer un gasto energético adicional, pero tampoco es menos cierto que con sencillos trucos y cogiendo ciertos hábitos este gasto se puede reducir de manera notable. ¿Cómo hacerlo? Desde Quim Service le vamos a ofrecer soluciones, empezando por un correcto mantenimiento del climatizador y otros modos de mejorar su eficiencia, además de varios trucos que le ayudarán a ahorrarse unos cuantos euros a fin de mes. Tome nota.

Truco 1. Elija bien su dispositivo

Seguro que ha escuchado hablar de la eficiencia energética miles de veces, y se preguntará cuál es la utilidad de esas etiquetas tan coloridas que aparecen últimamente en todos los electrodomésticos. Pues bien, esas etiquetas son más importantes de lo que parecen, ya que le están hablando del gasto que le supondrá a usted el uso del aparato en cuestión; a veces lo barato sale caro, y un climatizador puede ser un buen ejemplo de ello, dado que pagar un precio más bajo por un producto puede suponer mayores gastos en las facturas.

Como esto depende de muchos factores lo mejor es que se deje asesorar por algún experto; quizás no necesite gastarse mucho dinero en su dispositivo porque éste requiere menos potencia –debido al tamaño del lugar, a su estructura o a su orientación–, o por el contrario puede que necesite un aparato más potente. En cualquier caso, habrá que hacer una valoración de la relación eficiencia energética-precio para cada situación y, desde luego, una elección acertada le supondrá, con total seguridad, un gran ahorro.

Truco 2. Controle las temperaturas

Seamos sinceros, quien más quien menos ha encendido su climatizador poniéndolo a temperaturas límite para conseguir que la temperatura perfecta se establezca más rápido. Error. Por cada grado que baje la temperatura de su aire acondicionado le estará subiendo en torno a un 8% a su factura de la luz; la temperatura más adecuada para un espacio en verano oscila entre los 22 y los 25 grados, y además se aconseja que no haya una diferencia mayor de 12 grados entre el interior y el exterior por motivos evidentes de salud. Es decir, haciendo un uso responsable del aparato mejorará su bolsillo, su salud, y probablemente le estará haciendo un favor al medio ambiente.

Truco 3. Ubique su aire acondicionado en un lugar adecuado

Los climatizadores trabajan en función de la temperatura ambiental que perciben; esto significa que si un aire acondicionado está situado en una zona susceptible de corrientes de aire, como al lado de una puerta o una ventana, o por el contrario se encuentra cerca de una fuente de calor como hornos o bombillas, probablemente no ejercerá bien del todo su función. El dispositivo exterior de un aparato deberá estar colocado en un lugar en el que no reciba la radiación solar directa, y al mismo tiempo tener suficiente espacio para que las corrientes de aire circulen de manera adecuada.

De este modo, si la ubicación elegida para instalar su climatizador es la mejor posible, éste cumplirá con sus funciones de una manera mucho más eficiente, por lo que su cartera saldrá ganando y la vida del electrodoméstico en cuestión también.

Truco 4. Hábitos prácticos para usar de manera eficiente su climatizador

Cerrar todas las puertas y ventanas cuando se enciende un dispositivo es un hábito muy común y además es importante hacerlo, pero no es la única costumbre que nos puede ahorrar dinero. Por ejemplo, ventilar el habitáculo en los momentos en los que las temperaturas no son tan altas nos ayudará a dar descanso al aire acondicionado y por tanto ahorrarnos una parte de esos gastos.

Por otra parte, la correcta limpieza de los filtros es fundamental, no sólo para su salud, también para su economía; puesto que la saturación de partículas, hongos y bacterias en los filtros de un climatizador le suponen un mayor esfuerzo a la hora de desempeñar su cometido, usted deberá limpiarlos al menos dos veces por temporada. Ya sea aspirándolos o con agua, si mantiene sus filtros impolutos también le estará haciendo un favor a su bolsillo y ampliando la durabilidad del electrodoméstico.

Truco 5. Utilice otros métodos

Existen formas más económicas que el aire acondicionado para enfriar una vivienda; quizás no sean tan efectivas, pero ayudan. Si usted utiliza ventiladores de pared o de techo alternándolos con su aire acondicionado estará ahorrando en la factura de la luz. Del mismo modo, si su hogar está expuesto al sol de manera directa, la utilización de toldos y persianas reducirá notablemente el calor en el habitáculo. Y por último, trate de utilizar los electrodomésticos que desprenden calor en las horas del día en las que las temperaturas sean más bajas.

Guardar

Reducir la factura eléctrica
5 (100%) 2 votos
2018-03-12T17:22:44+00:00Consejos|