Normativas a la hora de instalar un aire acondicionado

En asuntos de instalación de aire acondicionado, dada su complejidad, se han de cumplir unas normativas sobre aires acondicionados perfectamente justificadas en tanto en cuanto pueden afectar al bienestar de otros individuos. Esto significa que las normas dedicadas a la colocación de equipos climatizadores, ya provengan de comunidades de vecinos, ayuntamientos, comunidades autónomas o deriven de leyes a nivel estatal han de cumplirse.

Normativas a la hora de instalar un aire acondicionado

Si usted desea ahorrarse ciertos problemas con sus vecinos y evitar los juzgados, lo mejor que puede hacer es estar al tanto de las leyes y normas establecidas al respecto, y cuando hablamos de este tipo de órdenes nos referimos también, como hemos señalado, a las que provengan de su comunidad de vecinos en caso de pertenecer a alguna. Lo habitual es que no haya problemas, porque la utilización del aire acondicionado ya está considerado como una cuestión de bienestar e incluso de salud, pero como más vale prevenir que curar –nunca mejor dicho – es mejor respetar todo como es debido y adquirir los permisos adecuados.

Normativas generales

En cuanto a las normas generales destinadas a estos aspectos, siempre se pueden consultar en el Boletín Oficial del Estado en el que explica detenidamente todas las novedades que haya en cualquier asunto de normativas. En cualquier caso, concretamente en lo que atañe a la instalación de aparatos de aire acondicionado, las leyes específicas para este caso están emitidas en los artículos 7 y 17 de la ley de Propiedad Horizontal, que habla en general de reglamentos para la gestión de comunidades de vecinos. Anteriormente también el artículo número 12 iba dirigido a este respecto, pero fue derogado.

Para sintetizar lo que se dice en estas leyes se hace necesario destacar la libertad que, a grandes rasgos, deja el estado a la jurisprudencia de las propias regiones, ayuntamientos y comunidades vecinales para gestionar estas ordenanzas. Por otra parte, se dan nociones generales sin entrar en cada caso particular, señalando los lugares que se han de destinar a la instalación de estos aparatos y otras obras similares, así como las líneas que no se pueden traspasar en estas cuestiones. Finalmente señala el apoyo que se ofrece a nivel judicial para los problemas por discusión o incumplimiento de estas normas, así como de las impuestas por normas provenientes de organismos menores.

Normas regionales y locales

Normalmente las normas establecidas por cada ayuntamiento con este tipo de instalaciones como objeto quedan por encima de las ordenanzas autónomas, ya que la estética y otros asuntos que se puedan ver afectados por el uso de climatizadores siempre van a depender de las ordenanzas de cada municipio y de su consistorio en particular.

Si el aire acondicionado ha de instalarse en una fachada que dé al exterior siempre habrá de consultarse con el ayuntamiento de la ciudad, dado que afecta a la estética de la localidad. Por otra parte, cada lugar ofrece unas normas de colocación enfocadas en lugares específicos destinados a estos menesteres, y señalando medidas limitantes tanto para el aparato en cuestión como para su colocación con respecto a la calle.

Normas de la comunidad de vecinos

Estas normas siempre dependerán del consenso entre los vecinos, algo a lo que habría que recurrir siempre que pueda existir un mínimo perjuicio para cualquiera de ellos, así como cambios estéticos, arquitectónicos o estructurales de los elementos comunes del edificio. No estarán permitidas obras mayores en el inmueble en general para el uso y disfrute en particular de un vecino.

Lo habitual es llegar a acuerdos entre los habitantes del lugar para establecer lugares de colocación comunes, así como soluciones para aquellos vecinos que no tengan acceso a dichos lugares. Se deberá pedir permiso mediante una reunión de vecinos siempre que el cambio afecte a estos, tanto en estética, como en comodidad y ruidos emitidos por el aparato. Si alguno de estos permisos es incumplido se estará otorgando a los vecinos el derecho a entrar en el asunto por vía judicial con el consiguiente riesgo de recibir demandas, multas y la obligación de corregir el error e indemnizar a los afectados. Por otra parte, si no se ha pedido permiso y durante un tiempo establecido ningún miembro de la comunidad se pronuncia al respecto, se entenderá que ha habido un consentimiento tácito y no habrá lugar a reclamaciones.

Los consejos de Quim Service

Desde Quim Service siempre pretendemos ayudar a nuestros clientes, y en asuntos tan serios como es el riesgo de problemas, discusiones e incluso posibles pérdidas económicas por el pago de multas o indemnizaciones no íbamos a ofrecer menos. Nuestra obligación es poner a nuestros consumidores en aviso de estos aspectos para que no se lleven sorpresas, del mismo modo que asesoramos en todo lo demás. A fin de evitar males mayores, a continuación les señalamos los lugares en los que a usted le convendría instalar su aparato de aire acondicionado, ordenados de mejor a peor, basándonos en los problemas que le podría causar en cada zona:

  1. Zona específica destinada a tal efecto en los estatutos de su comunidad, e incluida en el proyecto de ejecución del edificio presentada en el ayuntamiento. En este caso no se requiere ningún permiso.
  2. Balcón, tendedero o similar de la fachada del patio interior del edificio.
  3. Fachada del patio interior.
  4. Balcón, tendedero o similar de la fachada principal del edificio.
  5. Fachada principal del inmueble en caso de estar permitido por los estatutos de la comunidad y del ayuntamiento de su localidad.

Guardar

Normativas a la hora de instalar un aire acondicionado
5 (100%) 1 voto
2018-03-12T17:22:43+00:00 Consejos, Empresa multiservicios|