Aire acondicionado sin mantenimiento

Entre una gran mayoría de los usuarios habituales de aire acondicionado se ha establecido un error muy común, profundamente asentado, que asegura que los climatizadores no necesitan mantenimiento. Esta afirmación no solamente es incierta por completo, sino que además puede suponer un gran riesgo para la integridad de los aparatos y el consiguiente desembolso económico por parte del consumidor.

Ya sea en cuestión de reparaciones, recargas, sustituciones de piezas o del dispositivo entero, o bien por el encarecimiento de las facturas, no realizar un mantenimiento adecuado de un aire acondicionado siempre traerá problemas. Puede bajar su rendimiento, disminuir la eficiencia energética, causar problemas de salud y otras molestias como malos olores o ruidos intensos, además de averiarse. Y en el grueso de los casos suele ser previsible y evitable llegar a este punto.

Aire acondicionado sin mantenimiento

Cuando se trata de un aire acondicionado industrial los inconvenientes causados por un mal mantenimiento se multiplican; son equipos preparados para trabajar con más potencia, bajo condiciones más duras y con una exigencia mucho mayor, y esto, como decimos, aumenta en gran medida el riesgo de las posibles consecuencias que pueda haber. De este modo el control de un dispositivo de carácter industrial se antoja imprescindible para el correcto cumplimiento de sus funciones. Dicho esto, desde Quim Service queremos hablarle de los cuidados que requiere un equipo de aire acondicionado –ya sea de tipo industrial o doméstico–, y de su mantenimiento, “ese gran desconocido”.

Mantenimiento del aire acondicionado para el hogar

Este tipo de electrodomésticos siempre le durará más y le dará menos problemas cuando esté bien cuidado y revisado; esto significa que se deben propiciar las mejores condiciones para que el aparato haga el menor esfuerzo posible al llevar a cabo sus funciones. De esta forma se deteriorará menos y reducirá el gasto de energía y las consiguientes facturas de la luz; además se ahorrará problemas de salud –sobre todo en lo que atañe al sistema respiratorio– y malos olores. Para prevenir todos estos inconvenientes se deben seguir unos consejos que nunca está de más recordar:

  • La limpieza de los filtros es fundamental para cualquier climatizador, y debe hacerse cada dos semanas en períodos de máxima actividad del dispositivo. Los filtros son unas piezas de la unidad que evitan la entrada de cuerpos extraños al sistema –bacterias y hongos entre ellos– reteniéndolos, por eso se han de higienizar cada cierto tiempo, además de ser sustituidos cada dos o tres años según el uso.
  • Los ventiladores exteriores, las tuberías y mangueras de desagüe y demás componentes externos también requieren de un saneamiento habitual para evitar obstrucciones.
  • Junto con las limpiezas pertinentes, a un climatizador siempre le vendrán bien ciertas comprobaciones, como puede ser la confirmación que el condensador no está bloqueado. Las entradas y salidas de aire del equipo no deben ser tapadas por ningún objeto.
  • Las fugas de gas refrigerante son algo muy habitual en el aire acondicionado; asegúrese de que no haya ninguna que pueda perjudicar al aparato.
  • Revise las conexiones eléctricas, tanto las internas del aparato como las que lo unen a la red; cualquier problema de estas características puede suponer dos cosas: o el aumento de la factura de la luz, o que se estropee el dispositivo.
  • Por último, es importante tener en cuenta algunos hábitos y costumbres que le ayudarán sobre todo con respecto a la eficiencia energética de su aparato. Cerrar puertas y ventanas, mantener la temperatura entre 22 y 25 grados y no bajarla demasiado o apagar la unidad unos minutos antes de salir son costumbres que alargarán la vida del electrodoméstico y a la larga le ahorrarán muchos gastos.

Mantenimiento de aire acondicionado industrial

Como ya hemos dicho, los climatizadores de carácter industrial requieren de un mantenimiento mucho más delicado que los de tipo doméstico, por ello en estos casos siempre recomendamos la ayuda y el asesoramiento de expertos en la materia. En Quim Service ponemos a su disposición técnicos titulados que solucionarán y repararán cualquier tipo de inconveniente que le pueda plantear su aire acondicionado.

Debido a la potencia y el tiempo de actividad de estos aparatos, las revisiones y los cuidados deben ser algo periódico y frecuente, teniendo siempre en cuenta las limpiezas de todo el dispositivo en general, y más habitualmente de los filtros en concreto. También es fundamental la vigilancia de las fugas de gas refrigerante para evitar males mayores, así como la atención a todas las conexiones eléctricas del equipo.

Quim Service

Desde Quim Service le ofrecemos un presupuesto sin compromiso para el mantenimiento de su aire acondicionado.

Aire acondicionado sin mantenimiento
Nos valoras?
2018-03-12T17:22:45+00:00 Aire Acondicionado|