Quim Service es una empresa especializada en el tratamiento de aguas con osmosis inversa, ¿quieres un presupuesto de osmosis inversa? pues podemos ofrecer este servicio en toda Barcelona, estamos centralizados en Terrassa y Sabadell, pero también trabajamos en  Rubí, Sant Cugat, Matadepera, Sant Quirze, Vacarisses, Viladecavalls, Cerdanyola, Valldoreix, Montcada i Reixac y Mollet.

Tratamientos de aguas con osmosis inversa

En la actualidad se están llevando a cabo numerosos procesos de tratamiento de aguas a todos los niveles, ya sea doméstico, comunal o empresarial entre otros; más que una nueva moda, se trata de la gran concienciación que está alcanzando la sociedad a este respecto. La necesidad del consumo de agua para múltiples finalidades y el estado de la misma según las zonas y otros factores, han hecho de la calidad de este bien de primera necesidad un planteamiento recurrente. Ahora bien, ¿en qué consiste exactamente todo este proceso?

Como veníamos diciendo, el agua que atraviesa las tuberías en cualquier lugar, tiene determinados contenidos de cal que configuran su dureza; así, aquellas que tengan altos niveles de este componente serán duras, mientras que las que lo posean en cantidades más reducidas mostrarán una dureza baja, siendo intermedia cuando los parámetros se sitúen en mitad de ambos extremos. En cualquier caso, las consecuencias de la cal arrastrada por el agua se antojan negativas en diversos ámbitos, y es precisamente de ahí de donde vienen los intentos por eliminarla.

Problemas de salud al consumirla, de piel al utilizarla con fines higiénicos, de integridad de un gran número de electrodomésticos o de altos gastos en concepto de consumo, son algunos de los perjuicios que van de la mano del exceso de cal en el agua. Para evitarlo se realizan procesos de descalcificación, los cuales se pueden llevar a cabo de diversas maneras con distintos costes y resultados. La recomendación de Quim Service, donde somos expertos en multitud de servicios entre los que se encuentra el tratamiento de aguas, es recurrir siempre que sea posible a la opción química; una variante que soluciona muchos de estos problemas.

¿Qué es la descalcificación química?

Según a qué propósitos vaya destinada una salida de agua, serán más recomendables unos procesos de descalcificación u otros, puesto que algunos no son aconsejables para el consumo humano, otros pueden resultar contaminantes en cierta medida, y en cuanto al precio algunos de ellos presentan altos costes en su instalación, consumo o mantenimientos. Para tomar una decisión con respecto a qué modo de descalcificación es el más apropiado en cada situación, es necesario realizar un análisis profundo de determinados factores, como la dureza del agua por zonas geográficas, o el uso que se le dará a la misma, entre otros.

En el caso concreto de la descalcificación química, el proceso se fundamente en la implantación de elementos químicos en los lugares por los que pasa el agua, a través de dispositivos especialmente dedicados a estos efectos. Dentro de este método existen dos opciones, como son la de los inhibidores o mediante fosfatos; la primera es inocua para la salud, mientras que la segunda podría llegar a ser perjudicial, aunque sería muy positivo utilizarla para otros menesteres alejados del propio consumo humano.

Algunas de las ventajas que podemos extraer del uso de descalcificadoras químicas residen en la eficiencia energética y el ahorro en el consumo, donde las calderas comunitarias son las principales beneficiadas. Por otro lado, la durabilidad de los electrodomésticos es otro de los aspectos que se verá favorecido como consecuencia del uso de estos métodos. Por contra, estos procesos conllevan limpiezas periódicas de los dispositivos y tuberías, y además en determinados casos, como ya explicábamos anteriormente, pueden resultar perjudiciales para la salud –por lo que hablaríamos de agua no potable– o contaminantes.

Tratamientos de aguas

Los métodos de tratamiento de agua de los que hablábamos, desarrollan diferentes técnicas específicas con el objetivo de eliminar la cal y demás elementos que puedan acompañar al agua en su viaje hacia el consumo. De una manera u otra, siempre será aconsejable eliminarla, por ello existen varios tipos de descalcificación con distintos cometidos, veamos cuáles son estos procesos:

  • Tratamientos físicos: se llevan a cabo mediante el magnetismo, con imanes o espirales que rodean a las tuberías atrayendo diferentes partículas y eliminándolas del agua.
  • Tratamientos químicos: son los que se han explicado previamente y engloban dos subgéneros: el basado en inhibidores y el que se pone en práctica a través de fosfatos.
  • Tratamientos mecánicos: utilizan determinadas resinas que eliminan el calcio sustituyéndolo por sodio. Estas resinas se regeneran al añadir periódicamente sales al proceso.
  • Filtros: este método es conocido también como ósmosis inversa, y se basa en filtrar el agua de manera natural sin ningún tratamiento químico; es el mecanismo más aconsejable cuando se trata de aguas destinadas al consumo humano.
  • Destilación: es el modo más efectivo para eliminar las impurezas del agua por medio de ebullición. Al hervirse queda libre por completo de cualquier partícula.

Quim Service y el tratamientos de agua

En Quim Service somos una empresa con una enorme experiencia a nivel de instalaciones y mantenimientos de todo tipo. Con respecto a los tratamientos de agua, tanto los químicos como los que funcionan a través de ósmosis inversa son nuestra especialidad; para llevar a cabo este tipo de tareas contamos con los mejores profesionales, los cuales trabajan con las marcas de referencia en materiales y herramientas. Contacte con nosotros independientemente del nivel que requieran sus necesidades, nuestros servicios engloban desde pequeños apartamentos hasta grandes edificios de viviendas u oficinas, además de comercios o naves industriales.

Empresa de tratamiento de aguas con osmosis inversa
Nos valoras?