Un repaso a los distintos tipos de radiadores de calefacción.

Los radiadores de calefacción o emisores térmicos tienen una gran importancia en la instalación de un sistema de calefacción integral. Sus funciones principales son la emisión y distribución del calor. Tanto del que proviene de una caldera como del que procede de una resistencia eléctrica.

Por otra parte, los radiadores resultan convenientes para que el calor reine en las estancias de un hogar, lugar de trabajo o espacio público. En este sentido, vale la pena conocer las clases existentes en el mercado y elegirlos según las necesidades del espacio que se quiere calentar. De hecho, las características de la instalación de la calefacción variarán en función de la clase de sistema de radiadores que se escoja.

A continuación, se explican las características básicas de los principales tipos de radiadores.

tipos-de radiadoresRadiadores de agua.

Son los que están alimentados por el agua caliente proveniente de una caldera. Esta opción se ha revelado, por otra parte, como la más recurrente en los hogares. Estos radiadores aprovechan las prestaciones de las nuevas generaciones de calderas de condensación y bombas de calor, las cuales funcionan a baja temperatura.

Los radiadores para calefacción de baja temperatura, combinados con generadores de alto rendimiento (como los dos citados en el anterior párrafo y las energías geotérmica y solar) y válvulas termostáticas, favorecen una reducción de las emisiones de CO2 a la atmósfera, por lo que están asociados al ahorro económico y energético. Además, se adaptan con rapidez a aportaciones de calor como las que pueden suponer un incremento de las personas presentes en una habitación o cambio de temperatura exterior.

Por último, hay que señalar que la instalación de este sistema requiere la planificación de una obra completa, la cual tiene en cuenta las dimensiones que ocuparán las tuberías, los radiadores, la caldera y las válvulas de regulación.

Los radiadores eléctricos.

Su energía proviene de la red eléctrica, por lo que generan un calor radiante y directo. Aparte, no requieren una instalación tan costosa, ya que suele bastar con atornillarlos a la pared y enchufarlos. Además, su mantenimiento resulta sencillo y la regulación se lleva a cabo mediante válvulas termostáticas (obligatorias, según el RITE), las cuales facilitan el control de la temperatura en cada una de las habitaciones en las que se encuentren los radiadores. Este sistema compensa en áreas, como las de clima templado, que requieren consumos de calefacción medios.

presentacion tipos radiadoresClases de radiadores, según su material.

Los radiadores están compuestos de materiales transmisores del calor y caracterizados por generar una temperatura constante y agradable. Hay algunas diferencias entre ellos, las cuales resulta interesante comentar:

  • Aluminio – El 20% de la emisión de calor llega por radiación y el 80% lo hace por convección. Su proceso de calentamiento resulta muy rápido. Este material está teniendo éxito en el diseño de las líneas más vanguardistas y estéticas.
  • Acero – Destacan por su resistencia ante la corrosión.
  • Hierro fundido – Se caracterizan por ser los más resistentes, pero suelen descartarse, debido a su alto precio y compleja instalación. El gusto por lo industrial y vintage ha supuesto que vuelvan a estar de moda.

Otras cuestiones relativas a los radiadores.

Por último, vale la pena plantearse algunas propiedades de los radiadores; siempre en función de las condiciones de los espacios a calentar. Un instalador de calefacción acreditado puede calcular la potencia calorífica oportuna en base a la orientación, la zona climática, los aislamientos…

Por otro lado, cabe la posibilidad de elegir unos radiadores que no desentonen con el interiorismo. En este caso, sus colores, diseños y formas se pueden adaptar a la decoración o fisonomía; curvas, espacios reducidos, paredes, columnas… Destacan, por ejemplo, los radiadores toalleros.

Tipos de radiadores de calefacción
5 (100%) 6 votos