Presentación de los tipos de calderas de calefacción.

Llega el invierno y con él nos toca protegernos contra el frío y “las inclemencias del tiempo”. Adiós al aire acondicionado (¡arriba el converter!); bienvenidas las mantas y las tardes en casa disfrutando de una buena película y de nuestro sistema de calefacción favorito.

Si quieres dejar las consabidas estufas y piensas instalar un sistema de calefacción como el de las calderas, o piensas en cambiar a este, te explicamos los tipos de calderas para calefacción que puedes elegir este otoño para afrontar un invierno que dicen que será de todo… menos corto. Toma nota.

Calderas para calefacción.

calderas para calefacciónSeguramente has oído hablar de calentadores y calderas, y te haces un lío por saber cuál es cuál y para qué sirve una o la otra. Es muy fácil: los que se ocupan de calentar el agua son los llamados calentadores, mientras que las calderas calientan tanto el agua como el entorno donde están. Ambas funcionan a base de combustible, que puede ser gas natural (las más comunes), butano, propano, biomasa o gasóleo.

Calderas de gas.

El tipo de caldera más común es la de gas, que puede clasificarse según su sistema de combustión, según el tipo de instalación y según su rendimiento y consumo.

Según su sistema de combustión tenemos calderas atmosféricas y estancas. Las calderas atmosféricas ya no se estilan desde 2010 por su potencial peligroso.

  • Calderas atmosféricas.

    • Te explicamos por qué: las calderas atmosféricas, como su nombre indica, usan el aire de su entorno (de la atmósfera) para realizar la combustión en una cámara abierta. Por eso mismo, si la combustión es deficiente puede llevar a problemas relacionados con la seguridad. Así que si ya la tienes instalada no pasa nada, pero si planeas encargar una, que sepas que el Real Decreto 1027/2007 publicado en el BOE el 29 de agosto del mismo año las prohíbe taxativamente.
  • Calderas estancas.

    • Por otro lado, y siempre según su combustión, tenemos las calderas estancas. Estas calderas usan el aire del exterior (no de su entorno, como las anteriores) para realizar la combustión pero esta vez dentro de una caja estanca que no tiene ningún contacto con el exterior. Entonces, un ventilador expulsa los gases por un conducto de evacuación hacia el exterior. En este grupo se encuentran también las calderas de bajo NOx y de condensación.
  • Instalación de las calderas.

    • Según el tipo de instalación, tenemos las calderas de gas de suelo, de pie (con mucha más potencia que las de suelo) y murales (que son las más comunes en nuestros hogares). Y según cuál sea su rendimiento, su modo de funcionar y su consumo, podemos elegir entre las calderas estancas estándar, las de condensación y las de bajo NOx de Clase 5.

Las calderas estancas estándar son un clásico en el mercado, con un rendimiento en torno al 90 %. Necesitan más aporte energético para calentar agua. En cambio, las calderas de calefacción de condensación tienen un rendimiento del 105 % (un 15 % más que las anteriores) y eso es debido a que aprovechan la energía del vapor del agua que generan los gases de la combustión. Atención, son las que menos contaminan y son perfectas para instalaciones con radiadores de baja temperatura.

Por otro lado, y para terminar con las calderas de gas, tenemos las de bajo NOx de clase 5. Su rendimiento es intermedio entre las estándar y las de condensación. Quizás su característica principal a destacar es que los gases de combustión que emiten contienen una cantidad de NOx (óxidos de nitrógeno) muy reducida; de ahí el tecnicismo de su nombre.

Por supuesto existen otras clasificaciones; pero esto ya sería para otro artículo.

Y tú qué ¿ya te has decido por una?

Tipos de calderas para calefacción
5 (100%) 9 votos