Si se está harto de sentir frío en casa aunque se disponga de calefacción central un calentador eléctrico podría ser la solución ideal para entrar en calor.

¿Qué tipos de calentadores portátiles están disponibles?

calefacción eléctrica en el hogar¿Cuánto pueden a gastar?

Todas estas preguntas, y cualquier duda que pueda surgir, se responderán con una simple consulta.

Los calentadores portátiles permiten calentar sólo el espacio que se necesita para estar caliente, y no toda la casa. Esto significa que en realidad puede resultar más barato que la calefacción central; en especial si el sistema de calefacción existente no dispone de control inteligente o individual en cada estancia.

Dependiendo del tamaño de un hoga;, puede resultar más económico ajustar el termostato de la calefacción central principal a la baja y usar un calentador portátil en la sala de estar, por ejemplo. Esto significaría que la sala de estar tendría un confort agradable y cálido; mientras que los pasillos y las habitaciones se mantienen a una temperatura menor.

Los calentadores eléctricos pueden variar en precio desde unos 10 € por una de pequeño modelo hasta los 300 € para los modelos más potentes y avanzados tecnológicamente. La mayoría de los calentadores portátiles tienden a moverse en el extremo inferior de este rango de precios.

¿Cúal es el coste de los calentadores eléctricos mientras funcionan?

Los gastos de uso de los calentadores portátiles pueden ser muy bajos. Un calentador de 3000 W (vatios) de potencia que funcione a pleno rendimiento, es decir, a toda potencia durante una hora; utilizará cerca de 3 kWh de energía eléctrica que, dependiendo de la compañía suministradora de electricidad que se tenga contratada, puede costar unos 50 céntimos.

En general, cuanto mayor es la potencia, más caro es el coste de funcionamiento. Pero si se elige un calentador de alta potencia que calienta la habitación rápidamente y luego se apaga; se consumirá menos electricidad que con un calentador que necesita más tiempo para calentar la habitación.

Un calentador con un control termostático ahorrará dinero, puesto que se encenderá y se apaga solamente cuando sea necesario.

Si se desea calentar una habitación pequeña, una buena opción sería un calentador portátil de baja potencia (menos de 2000 W, por ejemplo).

¿Hay algún peligro en el uso y manejo de un calentador eléctrico?

Siempre y cuando se utilicen según las instrucciones del fabricante,  son aparatos de seguridad y fiabilidad contrastada. Casi todos los aparatos tienen algún tipo de asa de transporte para moverlos cómodamente y, muchos de ellos,  disponen de una funcionalidad de corte de suministro por seguridad; es decir, se apagará el calefactor si se calienta peligrosamente.

Nunca hay que colocar mantas, ropa u objetos que cubran un calentador portátil, ya que se aumenta enormemente el riesgo de un incendio. Algunos calentadores también tienen una función de “protección de inclinación”; esto es, si el calentador es derribado o inclinado peligrosamente, se apagará automáticamente.

Algunos calentadores portátiles tienen componentes extras

  • Una pantalla LCD que muestra la temperatura actual; o un mando a distancia para el control del funcionamiento del aparato a distancia.
  • Un controlador de tiempo de calefacción del ventilador o calefactor. Un temporizador o programador de funcionamiento es extremadamente útil para configurar el aparato; y que se encienda justo antes de llegar a casa o antes de despertarse. De esta manera, los tiempos de espera se reducen drásticamente.

Algunos modelos también incluyen “protección contra las heladas“; lo que significa que el calentador se puede ajustar para calentar de forma automática; cuando la temperatura cae por debajo de cinco grados o una temperatura predefinida por el usuario.

Dada la gran diversidad de modelos existentes en el mercado; hay que asesorarse con un profesional en la adquisición de la mejor calefacción eléctrica adecuada a cada necesidad.

La mejor calefacción eléctrica
5 (100%) 6 votos