A la hora de decidirse por una caldera de gasoil, hay algunos puntos que se deben considerar previamente; como el tipo de calefacción del hogar o la potencia necesaria de la caldera.

La calefacción del hogar

tipos de claderas de gasoilLas calderas de gasoil son generadoras de calor. Hay dos tipos de emisores de calor en una vivienda; los radiadores y los suelos/superficies radiantes. Se diferencian por la temperatura a la que trabajan: los radiadores lo hacen aproximadamente a temperaturas altas (60 grados aproximadamente) y las superficies radiantes como los suelos, al disponer de mucha superficie, trabajan a temperaturas considerablemente más bajas (40 grados). Todos los tipos de calderas de gasoil trabajan con ambos tipos de emisores de calor. No obstante, están diseñados para trabajar mejor a temperaturas altas.

Potencia

Las potencias más habituales en las viviendas son 20 Kw, 23-25 Kw y 28-30 Kw. Excepcionalmente, en lugares muy fríos y casas muy grandes pueden llegar a tener 33-35 Kw o 40-45 Kw, siendo muy poco habituales. Es muy importante calcular qué potencia requiere cada vivienda.

Clases de calderas

  • Calderas atmosféricas: queman oxígeno ambiental en el lugar donde se encuentran, modificando así la calidad del aire.
  • Calderas estancas: el oxígeno que ha sido quemado proviene del exterior del lugar de ubicación de la caldera, por lo tanto, no se altera la calidad del aire del habitáculo.
  • Calderas de condensación: son altamente eficientes dado que pueden recuperar energía de humos de combustión. Son capaces de trabajar eficientemente a temperaturas medio-bajas, por esta razón son más apropiadas para los suelos y las superficies radiantes.

Tipos de calderas en función de su uso

  • Calderas solo calefacción

Esta clase de calderas están diseñadas para calentar los radiadores y proporcionar agua caliente. Necesitan que un acumulador sea instalado aparte, que es bueno que cuente con aislamiento y funcione sin la ayuda de la caldera. Esto podrá permitir parar la caldera en los meses de calor o en las épocas cuando no se necesite calefacción.

  • Calderas de gasoil instantáneas

Envían agua caliente a la calefacción y a los grifos de la vivienda simultáneamente. Trabajan a altas temperaturas y siempre deben estar en marcha. Consumen gasoil durante todo el año.

  • Calderas de gasoil con acumuladores de agua caliente

Estas son, en términos generales, una opción intermedia entre las dos anteriores. Incorporan un acumulador aislado y deben estar encendidas todo el año, pero ahorran combustible.

Agua caliente

El agua caliente se puede obtener de tres maneras a través de las calderas de gasoil:

  • A través de calentamiento instantáneo: en este caso, la caldera calienta agua directamente cuando se necesita.
  • Por acumulación interna: la caldera tiene un depósito en el que siempre guarda agua caliente. El rendimiento es mayor que en el caso de las de la acumulación externa, pero estas tienen una limitación considerable por su tamaño.
  • A través de acumulación externa: la caldera tiene un acumulador de agua fuera de su estructura principal. Se calienta del mismo modo y además puede acumularse más cantidad de agua que en los acumuladores internos.

Es muy importante fijarse en que la combustión sea adecuada y en que el rendimiento y la funcionalidad de la caldera siempre sean óptimos.

Ventajas de la caldera de gasoil

Una de las ventajas de las calderas de gasoil, es que se puede regular y controlar la temperatura del termostato de la caldera. Esta temperatura sirve para avisar a la caldera y decirle cuándo debe arrancar y cuándo parar para poder obtener la temperatura que se desea. Con esto se obtiene una inmediatez muy deseable, ya que al abrir el grifo o encender la calefacción la caldera ya estará caliente. Conocer tu caldera y aprender sobre cómo funciona es clave para mejorar el consumo y alargar su tiempo de vida.

Consumo de una caldera de gasoil
5 (100%) 6 votos