En el mundo de los aires acondicionados existe un amplio tipos de aire acondicionado con posibilidades diferentes entre las que se puede elegir la que más convenga a cada usuario. Normalmente existe cierto desconocimiento a la hora de observar todas las variantes que ofrece una gama de climatizadores, lo cual da lugar a inconvenientes. Si usted está en disposición de comprar un nuevo aparato debería conocer bien antes todas las alternativas que existen.

Tipos de aires acondicionados

Esta variabilidad está pensada para poder satisfacer todos los tipos de economías y de necesidades, por lo que suelen clasificarse según su utilidad, potencia e instalación, factores que presumiblemente irán de la mano en el aparato que usted elija. Según estemos hablando de aires acondicionados industriales, comerciales o domésticos, buscaremos una construcción u otra dependiendo de lo que requiramos. Además también afectan la ubicación del equipo y el uso que se le pretenda dar al mismo. Así pues, pongámonos manos a la obra y clasifiquemos estos electrodomésticos según sus clases; créanos, probablemente le será útil.

Clasificación de climatizadores según su composición

Los equipos de aire acondicionado, independientemente de su potencia, sus magnitudes o su uso –ya sea comercial, doméstico o industrial – suelen funcionar por compresión de manera habitual. Dicho esto, tengamos en cuenta lo señalado anteriormente: la variabilidad es inmensa, por lo que vamos a señalar las modalidades más usuales en cuanto a climatizadores, empezando por explicar el propio proceso de compresión. Estos aparatos están formados por dos unidades: la primera –situada en el exterior del habitáculo – es la unidad compresora, cuya función reside en realizar el ciclo de compresión del gas refrigerante, el cual cambiará su temperatura como consecuencia de la transformación de su estado físico. Por otra parte encontraremos el dispositivo interior, el cual estará formado por la unidad evaporadora, que es el lugar por donde circula el gas, generando de esta manera el goteo de agua por condensación. Una vez dicho esto, veamos las diferentes manifestaciones de este proceso:

  • Climatizadores de ventana: este tipo de aparatos requiere de obra, por lo que es normal que se desaconsejen. Tiene la ventaja de que el equipo se compone por una sola pieza, lo que lo hace más compacto. Sin embargo sigue necesitando de una mitad interior y otra exterior; de ahí los motivos de su instalación abriendo un agujero.
  • Equipos divididos: también conocidos como Split son los más habituales, y dentro de este modo ofrecen varias posibilidades diferentes. Funciona igual que los de ventana con la diferencia de que las unidades de compresión y evaporación están separadas. Veamos los diferentes modelos:
  • Split fijo: es el más vendido de todos y el típico que se suele instalar en la mayoría de hogares y comercios; muestra la unidad interior colocada en alto y dirigida por control remoto, y la exterior con el compresor, que además se encarga de evacuar el agua generada en el interior.
  • Split móvil: está compuesto de la misma forma que el anterior, con la diferencia de que es transportable y su unidad externa es mucho menor. No ofrecen el mismo rendimiento por varios factores, como es el hecho de mantener un hueco abierto por obligación para el intercambio de aire a través del tubo, o que éste se calienta. Además no tienen la misma potencia debido a su reducido tamaño en el dispositivo de compresión.
  • Multisplit: se trata del mismo sistema que en el split fijo pero con la diferencia de que aporta varias unidades interiores para diferentes habitáculos, y una unidad externa.
  • Aire Zone: este sistema es el más complejo de todos, pero es el más aconsejable y rentable cuando se trata de enfriar varios habitáculos diferentes recogidos en un mismo lugar; es el que más potencia requiere. Igual que los anteriores consta de una unidad exterior, pero su unidad interior permanece oculta ya que ejerce todas las funciones menos la de la distribución, que corre a cargo de diversos conductos que a su vez desembocan en cada espacio. Suelen funcionar mediante termostato, lo que permite autorregular el rendimiento y uso por separado en cada habitáculo.

Bomba de calor en los climatizadores

Mención aparte merece la bomba de calor de los aires acondicionados, ya que es una posibilidad diferente aunque se pueda utilizar en todos los tipos de climatización. Este sistema supone en cualquier caso la misma composición que los anteriores, pero añade unos componentes denominados serpentines que, según lo que se les pida calentarán o enfriarán el aire que pase por su interior. El método de la bomba de calor es altamente aconsejable porque permite su utilización tanto en invierno como en verano, manteniendo al aparato siempre activo y aumentando la eficiencia energética al ahorrar en otros electrodomésticos.

El consejo de Quim Service

En Quim Service tenemos claro que cada aire acondicionado es un mundo diferente que requiere un severo estudio, el cual permita conocer con seguridad cuál es la mejor alternativa a llevar a cabo en cada caso. Por ello nos ponemos a su disposición con total confianza, para asesorarle sobre las opciones que mejor se ajusten a sus necesidades y llevar a cabo un trabajo de venta, instalación y mantenimiento con el que quede altamente satisfecho. No podemos aconsejarle ninguna alternativa sin indagar en sus posibilidades y requerimientos, por eso nuestras sugerencias se adaptarán a cada caso en particular averiguando de primera mano lo que se precise en cada caso.

Guardar

Tipos de aire acondicionado
Nos valoras?