En cuestiones de aire acondicionado el ahorro siempre ha sido uno de los aspectos más valorados por los clientes, debido a que todos conocemos las subidas en las facturas a fin de mes. En Quim Service somos conscientes de ello y por eso le ofrecemos marcas de gran eficiencia energética, que suponen un ahorro tanto en la compra como en los gastos posteriores a la instalación del dispositivo.

Ahorrar con el aire acondicionado

Entre las marcas de las que hablamos, usted podrá encontrar climatizadores de las compañías Mitsubishi, Daikin o Panasonic, además de LG, Fujitsu e Hiyasu –firmas pertenecientes a la misma casa- o la española Mundoclima; todas ellas se hallan en nuestro stock, y todas ellas cumplen con las características que ha de mostrar cualquier aparato de aire acondicionado en la actualidad, como son el silencio, la eficacia y la eficiencia, unos componentes de alta calidad y un buen servicio técnico.

Mantenimiento de aire acondicionado

Que un aparato de aire acondicionado sea eficiente o no, no depende solamente de tomar una buena decisión en su compra, sino también de su seguimiento y mantenimiento correspondientes. El correcto funcionamiento de su climatizador tendrá, además, consecuencias sobre la –últimamente tan mencionada– eficiencia energética; esto no significa únicamente un ahorro en las facturas a pagar a fin de mes, sino también un mayor respeto hacia el medio ambiente y unas condiciones saludables para todos los usuarios de cada dispositivo.

Entre otros problemas derivados del uso de climatizadores, usted se podrá encontrar con molestos ruidos, filtros sucios, fugas que vacíen la carga o desagües obstruidos que hagan perder agua a su unidad entre otras cosas; lo peor de todo sería que el aire acondicionado directamente dejara de funcionar, pero tanto este inconveniente como todos los mencionados anteriormente se pueden predecir con un correcto mantenimiento preventivo.

Este tratamiento supone tener en cuenta varios factores fundamentales para asegurar que todo marche de manera adecuada, como por ejemplo la desinfección de la unidad interior, donde pueden proliferar hongos y bacterias que, además de desprender olores, tienen consecuencias nefastas para el aparato respiratorio. Su equipo de aire acondicionado necesitará además de la comprobación del desagüe de la unidad interior –para certificar que no pierda agua– y del radiador de la unidad exterior para asegurar un intercambio de aire correcto.

Por otra parte, revisar el circuito frigorífico y la carga de gas de su climatizador le servirá para detectar posibles fugas, las cuales según su tamaño se notarán más en el funcionamiento de su aparato o en sus facturas, pero en cualquier caso le afectarán; finalmente usted deberá comprobar las conexiones eléctricas de todo el equipo para evitar cierres o cables quemados.

Ahorrar electricidad con su aire acondicionado

Como hemos dicho, una de las cosas más importantes para cualquier usuario de aires acondicionados es el gasto que le pueda originar su utilización. Las facturas son un gran enemigo que nunca se podrá evadir, pero sí neutralizar con la ayuda de algunos consejos: en primer lugar, es fundamental fijarse bien en el etiquetado del aparato que vayan a comprar, concretamente en los datos que ofrezca sobre eficiencia energética; usted encontrará electrodomésticos que le acabarán saliendo a mejor precio aunque sean más caros, puesto que un equipo eficiente gasta en torno a un 60% menos de energía que otros con importes más bajos.

Por otra parte es importante controlar la temperatura del lugar, que siempre será la ideal cuando se mantenga aproximadamente en los 22 grados; a partir de ahí, cada grado menos podrá suponer hasta un 8% más de gasto en su factura. En tercer lugar, y como ya le hemos comentado, no hay mayor modo de ahorro que tener un climatizador en perfectas condiciones. Otro truco que le permitirá ahorrar, sería que aprovechara los momentos en los que el calor sea menos sofocante para utilizar otros aparatos más económicos, como ventiladores de techo, por ejemplo.

En quinto lugar le aconsejamos tomar ciertos hábitos que además de ser sencillos le ayudarán a abaratar sus cuentas, como una correcta ventilación del lugar, apagar el aparato de aire un rato antes de abandonarlo (el frío se mantendrá), o evitar utilizar demasiadas luces que puedan subir la temperatura del hogar. Finalmente le sugerimos que se deje asesorar por especialistas para reducir su consumo, puesto que cada lugar es diferente y requiere de distintas necesidades.

El ahorro energético

Ahorrar en energías eficientes no solamente es positivo para los bolsillos de cada uno, aunque sea esto lo que más se note a priori; en la actualidad, el desarrollo sostenible se ha convertido en una responsabilidad de todos por sus consecuencias en el ecosistema. El respeto por el medio ambiente consiste, entre otras muchas cosas, en evitar la contaminación y ahorrar en fuentes de energía finitas, y en esto tienen mucho que ver las prácticas de cada usuario en su casa. Ser conscientes del problema es una gran ayuda para alcanzar una solución conjunta mediante el ahorro en el consumo personal de energías.

Ahorrar con el aire acondicionado
Nos valoras?